las hombreras

Parece mentira que la década de las polainas, las permanentes y las hombreras fue hace casi cuarenta años, pero pronto se sentirá mucho más cercana, ¡las hombreras vuelven! No es casual que el símbolo de poder femenino por excelencia vuelva ahora, en medio de una nueva revolución femenina, cuando las redes sociales se encuentran inundadas de #MeToo y #NiUnaMenos.

En los ‘80’s fueron Thierry Mugler, Yves Saint Laurent y Versace quienes dominaron las pasarelas con las cinturas ceñidas y los llamados power shoulders (hombros poderosos); ahora son Marc Jacobs, Balenciaga, Isabel Marant, Tom Ford y nuevamente Yves Saint Laurent, entre otros.

Si bien los ochentas fue una década llena de color, al contrario de lo que cantaba Cindy Lauper las chicas no sólo quieren divertirse, también quieren equidad salarial, seguridad e igualdad de género, y en este marco es que la moda se pone al servicio de la causa y llena las pasarelas de trajes, hombreras y símbolos de empoderamiento femenino.

La vuelta de las hombreras está lleno de guiños ochentosos, pero ahora las prendas, sobre todo los trajes, tienen líneas más simples y en general son más elegantes y estilizados, más que nada en Yves Saint Laurent. El aporte de Tom Ford va más allá de símbolos y es explícito con el slogan “Pussy Power” en carteras y zapatos.

Esta vuelta de las hombreras acompaña a una mujer más confiada, que tiene un lugar en el mundo profesional, una mujer solidaria que a través de las redes sociales logra crear una comunidad global para seguir abriendo camino en la batalla por la igualdad de género. Como ha pasado en tantos otros momentos de la historia, la moda acompaña esta nueva revolución.

vuelven los pantalones campana

La tendencia de este pantalón —creado con la minifalda por la diseñadora inglesa Mary Quant en la década de los 70’s— empezó a verse desde la pasada temporada de otoño e invierno y este año ingresaron de nuevo en las pasarelas que imponen la moda con gran fuerza, tanto para hombres como mujeres.

“Este tipo de pantalón tiene un corte que favorece la silueta y combina bien con blusas de manga estrecha o ancha, blusones, ponchos, suéteres, chaquetas y abrigos”, resalta Martha Gil de Montes, consejera de moda para las tiendas Macy’s.

A diferencia de otras tendencias que vuelven de cuando en cuando con algunos toques evolutivos de modernidad, el pantalón acampanado 2017 arribó con las mismas características que Quant le dio: tiro alto (es decir que llega hasta el ombligo o cintura), ajustado a la altura de la cadera y acampanado ya sea desde el inicio de las perneras o desde la zona de las rodillas.